Microphone and mixing console.

Que nervios al entrar en el escenario. ¿Cómo saludo? ¿Cómo me siento delatante de la otra persona? ¿Qué voy a decir? Este momento requiere su preparación y ya lo decía el gran William Shakespeare Las improvisaciones son mejores cuando se las prepara«.

Podríamos ensayar nuestra presentación delante de un espejo; pero es más enriquecedor cuando nos grabarnos y podemos ver REALMENTE como la hemos hecho. Nos ayuda a saber qué mantenemos y qué debemos de cambiar. Es una manera útil de entrenarse para cuando la entrevista de empleo sea en directo y no tengamos posibilidades de poder grabar encima de ella.

Nos preparamos para esas preguntas que suelen salir en toda entrevista y que no son nada fáciles: háblame de ti, tres puntos fuertes, puntos que debes mejorar, porque tú tienes que ser la persona que habría que contratar… Son preguntas, en principio, sencillas pero que es difícil demostrar a la persona que tenemos al otro lado de la mesa qué sabemos, qué podemos y qué queremos. En estos talleres grupales además podemos aprender de como lo hacen otras personas, recibimos consejos, apoyos reconocimientos. La soledad queda mitigada y generamos una sensación de acompañamiento reduce nuestra ansiedad.

Como siempre: REPETIR, REPETIR Y REPETIR para mejorar.  Cuando nos preparamos y grabamos, intentamos que la escena sea lo más parecida a una entrevista de empleo real; para que cada vez que subamos al escenario; el guion, nuestra expresión corporal, tono de voz… no quede en manos de la improvisación. Simulamos ese momento una y otra vez, en grupo y con actitud positiva. Y que no falte el humor durante el entrenamiento para intentar controlar el miedo por medio de la risa.

“Cuando me grabé la primera vez  me puse muy nerviosa. No lo hice muy bien. No obstante las compañeras identificaron algunos puntos fuertes que yo no había visto. A fuerza de repetir cada vez he ido teniendo menos miedo”.

“No es lo mismo que ir a una entrevista de verdad, pero prepararme antes con estos talleres me ha permitido ir mucho más seguro de mí mismo  y eso se nota en la entrevista”.

 “El grupo me ha ayudado mucho. Aprender de otras personas ha sido enriquecedor y tranquilizante”.