Positive blonde woman fill in information in questionnaire making application for hire on vacancy, smiling female students satisfied with know answers for test completing writing with pen indoors

Es una realidad que vivimos cada vez más, lo que es un éxito por parte de nuestro sistema sanitario. Por cada cuatro o cinco años que pasan aumenta un año la esperanza de vida, pero también es verdad que necesitamos cada vez más tiempo a la ayuda y cuidado de otras personas para satisfacer las necesidades básicas de la vida diaria.

Según las previsiones del Instituto Nacional de Estadística (INE), el porcentaje de población mayor de 65 años, actualmente se sitúa alrededor del 19% de la población total y con las tendencias actuales, dentro de 50 años se duplicará, debido a la baja natalidad y a la mayor longevidad. La esperanza media de vida aumentará desde los 83 años actuales, de promedio para hombres y mujeres, hasta los 95 años para el año 2068.

Ante este escenario, la figura de cuidadora profesional (auxiliar sociosanitaria) es una oportunidad de empleo para cientos de miles de personas que quieran dedicarse a cuidar de nuestras personas mayores y personas dependientes, ya sean por razones de edad, enfermedad o discapacidad.

Aunque el aumento de empleo en el sector sociosanitario es un hecho, las empresas del sector sociosanitario, principalmente las que prestan servicios de atención domiciliaria (SAD) y las que gestionan instituciones sociales, como residencias de mayores, centros de día o pisos tutelados, están teniendo dificultades para encontrar a personas con formación acreditada.

Cuidar óptimamente a una persona dependiente, tanto desde el punto de vista físico como desde el psicológico y emocional no es una tarea fácil ni banal. Así la Administración exige contar con formación cualificada para el desarrollo de estas tareas.

Aunque el aumento de empleo en un hecho, las empresas del sector sociosanitario, principalmente las que prestan servicios de atención domiciliaria (SAD) y las que gestionan instituciones sociales, como residencias de mayores, centros de día o pisos tutelados, están teniendo dificultades para encontrar a personas con formación acreditada.

En EDE Fundazioa llevamos más de 20 años impartiendo esta formación, con profesionales altamente cualificados y grandes éxitos de inserción de nuestro alumnado.

Si estás pensado en obtener este certificado, sin duda, ¡nosotras podemos ayudarte!