OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Personas del equipo de Emaktiva que trabajaron con Cristina.

¡Hola, buenos días!

Me llamo Cristina, tengo 42 años y voy a contaros mi experiencia con Emaktiva. Por circunstancias de la vida, hace un año me quedé sin trabajo. Estando en desempleo, recibí una llamada de Emaktiva, en la cual me ofrecían la posibilidad de comenzar un curso formativo (Actividades administrativas en relación con el cliente). A pesar de parecerme una buena idea que me dieran la oportunidad de formarme, me invadió el miedo y las dudas. Miedo de estar 8 meses sin trabajar, dudas de si sería capaz de terminar el curso, si serviría para algo, etc.

Es cierto que comencé el curso como un elefante en una cacharrería pero según fueron pasando las semanas, los meses…fui encontrándome cada vez más a gusto, más relajada, más segura de mi misma y sobre todo, arropada y apoyada por el equipo de Emaktiva.

No sólo nos enseñaron a utilizar el paquete Office (Word, Excel, PowerPoint, etc.), a realizar una entrevistar de trabajo, un CV, etc. También nos enseñaron a ver nuestras debilidades y fortalezas para utilizarlo a nuestro favor a la hora de encontrar un trabajo. No sólo íbamos a clase 6 horas para estudiar y hacer exámenes. También teníamos “charlas” individuales y grupales en las que nos ayudaban a ganar confianza, autoestima y en muchas ocasiones a desahogarnos de la carga personal que cada una llevábamos.

A mí personalmente no sólo me formaron y me dieron herramientas para enfrentarme a la búsqueda de un nuevo empleo, sobre todo me ayudaron en mi desarrollo personal. Gané confianza en mí misma, crecí personalmente y en consecuencia creció mi autoestima.

Cuando terminamos el curso, cada una de nosotras hizo prácticas en una empresa. Yo tuve suerte, hice las prácticas en Erandio, en una empresa de prevención de riesgos (PREVENOR). Tanto los jefes como las compañeras, majísimas. En la entrevista que me hicieron ya me dijeron que no podría quedarme ya que estaban todos los puestos cubiertos. No obstante, me parecía una oportunidad fantástica para poner en práctica todo lo que había aprendido. Así pude hacerlo, recepcionaba llamadas, ordenaba archivos tanto físicos como digitales, escaneaba documentos, trabajaba con bases de datos, etc. Además de la experiencia que fue fantástica, me lleve compañeras y amigas con las que sigo en contacto, y una muy buena carta de recomendación (ja, ja, ja).

Una vez terminadas las prácticas, me puse a mandar CVs (de administrativa, recepcionista, comercial, etc.). Hice varias entrevistas y al poco tiempo de terminar las prácticas me puse a trabajar de comercial (no lo había hecho nunca) y parece ser que no se me daba nada mal. Empecé en FNAC haciendo visas (de los 28 centros que hay en España, fui la única que llego a comisionar con otro chico de Alcobendas). Al terminar la campaña me dieron la oportunidad de seguir haciendo lo mismo pero en IKEA. Al mes de estar en IKEA, me llamaron de Euskotren (por mediación de Emaktiva) y ni lo pensé a pesar de estar a gusto en IKEA.

Ahora esto trabajando en Euskotren. Quiero dar las gracias a Emaktiva por las oportunidades que me ha dado, y pase lo que pase, ahora estoy preparada para afrontar lo que venga.

¡GRACIAS EMAKTIVA! ¡GRACIAS EUSKOTREN!