lab_oasis_ede

¿Estamos siendo capaces de generar procesos comunitarios a través de nuestras intervenciones? ¿Nos conocen en el entorno, saben cuál es nuestro aporte? ¿Qué pasa con ese lugar del barrio que nunca acaba de servir para nada, aunque tiene un gran potencial por su ubicación, por su tamaño…? ¿Y sí tramamos algo para provocar un encuentro con los diversos agentes con presencia en nuestro territorio? Estas son algunas de las preguntas a las que se nos ocurre que se puede dar respuesta desde una propuesta como el OASIS.

En los últimos decenios, el paradigma del individualismo ha ido ganando espacio en todos los ámbitos de la sociedad. Esta mirada, que evidentemente también ha generado elementos positivos (una mayor libertad, un espacio mayor para el desarrollo personal y  de las identidades individuales…) se enmarca en un modelo coherente con la figura histórica de sociedad de mercado en la que nos encontramos.

Es, de hecho, uno de los elementos fundamentales para su desarrollo.

Este individualismo exacerbado tiene un impacto directo en la vivencia, conciencia y visión de lo que significa hoy para nosotros y nosotras la experiencia comunitaria.

Del mismo modo varios cambios sociales como el aumento de la diversidad propiciado por la mundialización, la omnipresencia de las tecnologías de la información, el incremento de la esperanza de vida, los avances en la incorporación de la mujer a la vida social y laboral, los cambios a nivel urbanístico… por citar sólo algunos,  han supuesto también un gran impacto no ya en la experiencia concreta de las comunidades de las que formamos parte, sino incluso una redefinición del propio concepto de comunidad y una articulación diferente de las relaciones que implica.

Esta situación nos está suponiendo enfrentarnos a uno de los grandes retos de nuestro presente, a saber: la construcción y reconstrucción de los vínculos comunitarios desde estas nuevas sociedades en las que, siguiendo a Bauman, la liquidez es una metáfora muy concreta y presente que dificulta la consolidación y fortaleza de estas realidades comunes.

Frente a este reto son muchas y muy variadas las iniciativas y propuestas que siguen tratando de fomentar y alimentar ese espacio común que evidentemente nunca hemos dejado ni dejaremos de necesitar. De entre todas estas iniciativas hoy nos queremos acercar a una metodología que nos parece especialmente sugerente y de la que ya nos habíamos hecho eco de manera sucinta en uno de nuestros anteriores breves de gestión[1].

Lo hacemos porque creemos que puede ser una metodología a incorporar en procesos y desarrollos muy diversos en los diferentes ámbitos del sector. Vemos en la metodología OASIS una propuesta que nos ayuda a generar espacios de comunidad, desde la participación, desde el aquí y ahora de un territorio o espacio concreto y desde una propuesta que, siendo especialmente lúdica e innovadora, no deja de tener un impacto especialmente significativo en las personas y comunidades que se involucran.

Qué es OASISlab

OASISlab es un proyecto de desarrollo local comunitario en el que los vecinos del barrio generan ideas, comparten experiencias y trabajan mano a mano para impulsar la colaboración, inclusión y el activismo comunitario. http://emanhar.org/oasislab/que_es.php

Este proyecto lo hemos llevado a cabo entre Emanhar y OASIS Bizkaia, que lo componemos Kiribil Sarea y EDE Fundazioa y ha sido financiado por la Diputación Foral de Gizpuzkoa.

Y se ha desarrollado durante el año 2017, haciéndose dos experiencias del juego Oasis, una durante el mes de marzo en Hernani y otra durante el mes de mayo en el barrio Herrera de Donostia.

La palabra OASIS nos evoca un lugar satisfactorio, un espacio de confianza, lleno de ilusión, alegría, belleza, acorde con nuestros deseos y aspiraciones.

Para conseguir este lugar deseado y llevar el sueño a la acción ponemos en práctica la metodología del Juego Oasis, diseñada por el Instituto Elos.

A través de este juego se invita a un grupo motor heterogéneo compuesto por unas 25 personas que transite por sus 7 fases: la mirada, el afecto, el sueño, el cuidado, la acción, la celebración y la re-evolución. Se trata de una tecnología social replicable, que en los últimos 5 años suma más de 250 experiencias en más de 20 países diferentes.

El Juego OASIS se realiza a través de unas dinámicas de trabajo participativas y divertidas, generando cohesión y conexión grupal, empoderando a todas las personas participantes a pasar a la acción para realizar un sueño colectivo en favor de la comunidad.

http://emanhar.org/oasislab/metodologia.php

Dónde surge la metodología OASIS

El juego del OASIS es una metodología de movilización comunitaria, basada en las siete etapas de la filosofía Elos

Tiene su origen en la sistematización de experiencias de desarrollo comunitario realizadas por el Instituto Elos de Brasil , desde su fundación en el año 2000, como son el programa de Guerreiros Sem Armas, el Oasis Santa Catarina, y otras intervenciones en comunidades con alto poder transformador. Su proceso de creación comienza con el diseño participativo de espacios públicos y, una vez desarrolladas varias intervenciones, con el repensarlas y sistematizar tanto los procesos como las propias herramientas que se utilizaron. Desde esta vivencia se destaca la importancia de la metodología pero, más allá, se descubre la capacidad de estas experiencias para favorecer la conexión con la ilusión de la transformación comunitaria.

Podemos definir el JUEGO OASIS como un evento de aproximadamente una semana de duración, que invita a una comunidad a proyectar y a construir, de forma cooperativa, sus sueños o aspiraciones colectivas, elegidas por la propia comunidad, movilizando talentos y recursos locales.

 

Oasis como metáfora.

A través de la metáfora del OASIS, se rescata la idea de recuperar lugares satisfactorios, llenos de ilusión, alegría, belleza, acordes con nuestros deseos y aspiraciones. A pesar de los amplios “desiertos” que se extienden por regiones y comunidades a lo largo del planeta, aparecen “oasis”, espacios de confianza donde es posible recuperar la acción colectiva. Esta sería la idea fuerza de la propuesta.

La mirada de las capacidades.

Esta metodología promueve relaciones diferentes entre las personas y con sus comunidades a través de acciones que contemplan la abundancia y la existencia del potencial necesario para la realización de sueños colectivos. Más que partir de los déficits de las comunidades se parte de las capacidades y la posibilidad. Busca promover la relación con lo bello y con las potencialidades existentes en nuestros barrios.

Desde la par ticipación implicada y concreta.

Implica a las personas de un pueblo/ barrio/ comunidad en un proyecto o idea común, de un sueño conjunto y un cambio posible, que se pueda llevar a cabo desde la cooperación y el trabajo colectivo. Se trata de idear conjuntamente una propuesta de mejora y de llevarla a cabo también de manera conjunta, por ello la participación no sólo se hace necesaria sino que se convierte en el  centro de la propuesta.

Desde una experiencia lúdica.

Esta experiencia/juego (no olvidamos que la propia metodología ya incluye la palabra juego en el propio concepto) de desarrollo comunitario y de movilización, nos sirve para desarrollar proyectos con comunidades utilizando herramientas que fomenten la participación de los diferentes grupos y líderes para un propósito común. El desarrollo de la propuesta es llamativamente innovador y propone a los y las participantes un juego a desarrollar en diferentes fases y con unas normas y ritmos preestablecidos.

Que pretende provocar transformación significativa desde la innovación.

Es un juego que mueve ideas, personas, cosas, sueños y da la posibilidad de que juntas se haga realidad algo en el barrio/ pueblo / comunidad, que de primeras parece imposible. El juego oasis pretende desarrollar el arte de encender: encender a personas y comunidades con acciones simples y poderosas.

Metodología OASIS y trabajo comunitario

Este juego/metodología nos coloca en otro lugar como agentes sociales y de intervención en grupos, comunidades, sectores, ámbitos… ordena nuestra manera de hacer, de intervenir, dando importancia a cómo miramos y a dónde miramos, con quién lo hacemos, y cómo lo hacemos.

Aúna muchas de las prácticas habituales de nuestros proyectos sociales y procesos de participación, desde el diseño, la programación, la ejecución y la evaluación, todo ello en un breve espacio de tiempo y con unas pautas específicas, materializándose en algo que se puede ver una vez haya finalizado, haciéndolo visible y recordando que esto ha pasado, y puede pasar más, dando continuidad a otras ideas comunes para desarrollar en colectividad.

Es importante destacar en este sentido que cuando hablamos de realizar un juego oasis estamos refiriéndonos a un trabajo que se desarrollará (habitualmente) en un marco temporal de una semana, pero que va a llevar un gran trabajo previo de conexión con diversos agentes de la comunidad para posibilitar que el trabajo vaya a suponer una experiencia verdadera de participación.

No se trata de ofrecer una experiencia desconectada del tejido sino, por el contrario, de aprovechar el impulso del propio oasis para fortalecer estos vínculos. Por eso creemos que puede ser una experiencia interesante para las propias comunidades.

Finalmente también será importante todo el trabajo posterior a la propia experiencia para aprovechar los diferentes aportes que se puedan recoger y la fuerza revitalizadora de la propia experiencia. Se trata de partir de la propia idea de re-evolución que propone la propia metodología para seguir soñando cada vez un poquito más grande.

Quien hace OASIS

INSTITUTO ELOS una organización social fundada en el año 2000 por un grupo de arquitectos urbanistas y cuyo propósito es impulsar un movimiento de hacer el mundo que todos soñamos realidad.

Son los creadores de la Filosofía Elos, que comprende siete disciplinas: la mirada, el afecto, el sueño, el cuidado, el milagro, la celebración y la re-evolución[2].

En todos sus proyectos y metodologías innovadoras incluyen esta filosofía, compartiéndola por allí donde pasan.

GSA Madrid / Altekio:

GSA Madrid; está formado por un grupo de organizaciones y personas que participan en distintas iniciativas emprendedoras que funcionan bajo los principios de la Economía Alternativa y Solidaria.

El grupo GSA Madrid desde una mirada multidisciplinar está formado por equipos y personas con experiencia en sostenibilidad, intervención social, ambiental y cultural, desarrollo comunitario, agroecología, facilitación, lenguaje audiovisual, movilidad, territorio y medio ambiente. Las cooperativas de iniciativa social que conforman GSA Madrid en este momento son: ALTEKIO GERMINANDO, GOTEO y LA CLAQUETA.

Cuentan con el apoyo del Instituto ELOS de Brasil, para diseminar estás herramientas únicas de innovación y transformación social en el Estado español.

Han realizado junto con el Instituto ELOS, las experiencias del Juego Oasis en Europa: Londres, Copenhague, Madrid, Barcelona…

OASIS BIZKAIA: Es un equipo mixto formado por Kiribil Sarea y Ede fundazioa, que tiene relación directa con GSA Madrid (Guerreros Sin Armas Madrid).

http://oasisbizkaia.org/

Sus funciones son:

  • Impulsar la Metodología Oasis en Bizkaia.
  • Contraste en el desarrollo de diferentes experiencias que se puedan dar con la metodología Oasis.
  • Ejecutar las experiencias oasis en el terreno.

Ha llevado a cabo dos juegos de oasis en Bizkaia, en Uribarri (Bilbao) y en Portugalete.

Referencias, videos, artículos o publicaciones que pueden ayudar a profundizar

Descripción de la metodología

LA 2 de TVE, Entrevista a Rodrigo Rubio (Instituto Elos) en las Jornadas: “Sueña juega transforma tu entorno”

Blog la ciudad viva. Post “Un oasis en cada barrio”.

Desarrolladores de metodología OASIS

Elos Fundation Holanda: http://www.elosnederland.nl/

Blog GSA Madrid: http://gsamadrid.net/

Oasis Training Barcelona: http://oasistrainingbcn.blogspot.com.es/

Blog Oasis Bizkaia: http://oasisbizkaia.org/

Experiencia de oasis Portugalete

Experiencia de Oasislab